viernes, 3 de junio de 2016

¿Qué es una asesora de lactancia?

Una asesora de lactancia es una persona que ha recibido formación acerca de lactancia materna, cómo se instaura, cómo funciona, qué problemas y dificultades pueden ir surgiendo que afecten al bebé o a la madre. No es personal sanitario, por eso no puede acceder al título internacional de IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant por sus siglas en inglés), que sí es personal sanitario cualificado para prestar ayuda en temas de lactancia materna. 

Pero una asesora de lactancia sí está capacitada para reconocer que hay un problema médico y derivar a la mamá o al bebé al personal sanitario adecuado. Por ejemplo, si hay una mastitis le dirá a la madre que ese es el problema y que acuda a su médico. Le dará unos consejos sobre cómo llevar el problema, como por ejemplo que le diga al médico que le haga un cultivo de la leche que pueda aclarar qué bacteria es la causante del problema a fin de darle un antibiótico adecuado, porque en muchas ocasiones se manda un antibiótico genérico que no resuelve el problema y que le supone a la mamá una segunda ronda de antibióticos.

También puede detectar problemas en el bebé, como un frenillo sublingual limitante, que en muchas ocasiones pasa desapercibido para los pediatras, aunque hay que decir que afortunadamente cada vez son más los profesionales que se reciclan y atienden mejor estas dificultades.

La mayoría de las veces los problemas se resolverán fácilmente, ya que se tratará de posturas incorrectas o enganches mejorables. Fácil de resolver pero que si no se afrontan pueden estar generando dolor a la madre y una ganancia de peso inadecuada del bebé, entre otras cosas.

En caso de prematuros con fuerza insuficiente para mamar la asesora también podrá ayudarte a sacar adelante la lactancia, o si has tenido que suspenderla por un tiempo y quieres retomarla, o porque en su momento decidiste dar fórmula y has cambiado de opinión, incluso si has tenido un parto múltiple y no sabes cómo afrontar una lactancia para tus pequeños.

Además está a tu lado cuando te incorpores al trabajo y quieras mantener la lactancia, en el manejo de la leche materna, su conservación, cómo administrársela al bebé y todas estas dudas que suelen surgir llegado el momento.

Y por supuesto está ahí para cualquier duda que tengas, aunque parezca algo sin importancia. Porque habrá muchas situaciones en que te dirán que no se puede amamantar, que no tienes leche, que cierta medicación no es compatible, que tu leche ya no alimenta... y seguramente se equivoquen la mayoría de las veces.

Una asesora debe estar en continuo aprendizaje, porque no es raro que surjan diferentes maneras de abordar un mismo problema, o que aparezcan nuevas evidencias científicas que desmonten creencias anteriores.

Si quieres seguir con tu lactancia, no te dejes influir por lo que se oye gratuitamente por la calle. Infórmate y dale lo mejor a tu hijo. Estamos aquí para ayudarte.